48.ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

Hasta el 13 de mayo

www.el-libro.org.ar

< Volver

Acto de Inauguración

_
Lunes 10 de julio a las 17h en La Cúpula del Centro Cultural Kirchner
_

Por primera vez en la historia de la Feria del Libro Infantil y Juvenil el discurso inaugural estuvo a cargo de un/a escritor/a: Gigliola Zechhin (Canela) fue la encargada de estas palabras de apertura.

Gigliola Zecchin (Canela)

Nació en Vicenza, Italia  y llegó a la Argentina a punto de cumplir 10 años. Completó la primaria en Mar del Plata, cursó el secundario y sus estudios universitarios en Córdoba y luego se radicó en Buenos Aires.

Polifacética

Es locutora, nacional recibida en el ISER,  miembro de número de la Academia Argentina de las Artes y Ciencias de la Comunicación, escritora. poeta, conductora y editora. Además hizo guiones, escribió columnas en varios medios y produjo documentales. Son muy recordados sus programas de televisión Buenas tardes, mucho gusto; Café con canela, El periodismo que viene y Colectivo imaginario, y sus ciclos de radio La veleta de los cuentos y Cuentos a los cuatro vientos. Entre sus múltiples actividades se destaca que fue directora del departamento de literatura infantil y juvenil de Sudamericana y como tal editó unos 250 títulos. Escribió más de 40 libros y en la actualidad trabaja en tres proyectos: una novela sobre jóvenes de familias ensambladas, un libro de relatos sobre leyendas familiares y otro de poesía. Acaba de recibir el Gran Premio de Alija 2023 por su novela La Hoguera.

 Premios

  • 2 Konex  
  • 6 Martin Fierro  
  • Orden de Caballero del Gobierno Italiano.
  • Medalla de Oro Ciudad de Vicenza como homenaje a sus logros profesionales.
  • Cruz de Plata Esquiú por su programa televisivo para niños La luna de Canela.
  • 2 Premios: Periodismo Radial y  Pregonero de Honor,
  • Gran Premio de Alija 2023 por su novela La Hoguera.

Palabras de Gigliola Zecchin sobre la literatura infantil 

“El momento actual de nuestra literatura es, contra viento y marea, de una gran productividad con un despliegue muy visible de talento . No solo en la creación y producción de los libros, sino en la integración de la literatura en carreras y materias específicas. Esto tiene una larga historia: la persistencia de muchos intelectuales que han luchado para otorgarles el status de obras de arte merecedoras de análisis e inclusión en el canon de la literatura general.”