43.° FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

27 de abril al 15 de mayo en el Predio La Rural.

Lunes a viernes de 14:00 a 22.00

Sábados, domingos y feriado de 13:00 a 22:00


NOCHE DE LA FERIA

29 de abril, entrada gratis desde las 21:00.


33.° JORNADAS PROFESIONALES

25 al 27 de abril, de 9:00 a 18:00


27.° FERIA DEL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL

Vacaciones de invierno 2017.

< Volver
09/05/2017

Desde la primera hora

_
Desde el principio dijeron presente en el gran evento cultural de América Latina: Alfaguara, Albatros, Atlántida, Corregidor, Ediciones de la Flor, El Ateneo, Guadalupe, Losada, Paidós, Planeta, Riverside Agency, Santillana, Sigmar, Vergara, y la Xunta de Galicia.
_

Cuarenta y tres ediciones lleva la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires y todos los expositores tienen algo para contar, pero solo algunos pueden remontarse al comienzo. Si bien muchas tuvieron cambios en su composición empresaria, otras permanecen como en la primera edición. Desde el principio dijeron presente en el gran evento cultural de América Latina: Alfaguara, Albatros, Atlántida, Corregidor, Ediciones de la Flor, El Ateneo, Guadalupe, Losada, Paidós, Planeta, Riverside Agency, Santillana, Sigmar, Vergara, y la Xunta de Galicia.

Las primeras ediciones de la Feria se organizaron en el Predio Municipal de Exposiciones, en la Avenida Figueroa Alcorta. El lugar es el primer disparador en la memoria: “Era más reducido, la exposición de la mercadería era bastante distinta, porque no había espacios”, recuerda Manuel Pampín, de Ediciones Corregidor, “estaba más aislado el lugar, costaba más que la gente se acerque”, agrega Alicia Bentancur, de Editorial Guadalupe. José Juan Fernández Reguera, de Losada las rememora como “muy divertidas, pero medio primitivas, con muchas falencias. Un año se desató una gran tormenta, parte de los techos se abrieron y varios stands, entre ellos uno mío, se mojaron.”

Las condiciones más adversas que tienen muy presente quienes las vivieron, también se cruzan con “lo emocional de hacerla a pulmón”, como recuerda Gustavo Canevaro, de Editorial Albatros.

Además, las dimensiones más reducidas facilitaban, según repone Kuki Miler, de Ediciones de la Flor “una relación más directa con el público, porque hablábamos con los lectores, podíamos darles consejos”. En comparación con la edición actual equivale a “la diferencia entre una librería de cadena, y una pequeña, atendida por una sola persona.”

El camino recorrido desde aquella primera edición hasta esta implicó hace más de cuatro décadas un gran esfuerzo, que no se logró por arte de magia. “Nos organizábamos en comisiones, donde unos se ocupaban de unas cuestiones, y otros, de otras” recuerda Manuel Pampín. “No había el gran movimiento de actividades de hoy, pero trabajamos para que crezca, y parece que trabajamos bien” concluye Miler.

La importancia de la Feria generó que abril sea un mes clave para el libro argentino, y la expectativa de todos se repite cada año. “Nosotros siempre privilegiamos este momento para el lanzamiento de novedades”, cuenta Canevaro. Eso se traduce en el tiempo de trabajo, como indica Lidia Pazo, de Paidós: “Desde septiembre empezamos a preparar la participación en la Feria del año siguiente y, desde febrero, el material para traer.”

En el mismo sentido lo entiende Natalia Ginzburg, de Editorial Atlántida, cuando afirma que “la Feria es un espacio que valoramos como parte de nuestra trayectoria. Un ritual para el que nos preparamos año a año, y nos sirve para pensarnos y ofrecer una actualización de nuestra ‘misión editorial’.”

Por ese motivo, estos sellos, con catálogos diversos, mantienen el esfuerzo por permanecer cada año en su lugar.

Desde los stands armados a pulmón a los armados por empresas especializadas, desde los que mantienen una misma estética a los que cambian todos los años, desde aquellas primeras ferias más intimas a las multitudinarias de los últimos años: cuarenta y tres años pasaron y un grupo de editoriales permanece fiel en la esencia de la Feria, desde el principio de su historia.

 

Comprá tu entrada

Comprá tu entrada