43.° FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

27 de abril al 15 de mayo de 2017.


33.° JORNADAS PROFESIONALES

25 al 27 de abril de 2017.

< Volver

Ya está todo listo. La Feria abre hoy las 14.

Comienza una nueva edición de la Feria In­ternacional del Libro de Buenos Aires: un viaje hacia el mundo de la imaginación, el conoci­miento, la fantasía. Una travesía que dura 19 días, hasta el 9 de mayo. En los 45.500 metros cuadrados del predio aguardan los libros, en­vueltos en el inconfundible aroma del papel impreso. Pasen, lean, disfruten.

https://www.youtube.com/watch?v=ZZzsyI5Euu8

Son 45.500 me­tros cuadrados de superficie, divididos en seis pabellones identificados con colores, más el hall central y los sectores ordenados al aire libre. Una ciudad, la Ciudad de los Libros, abierta durante casi tres semanas, alrededor de 160 horas. Este año vienen dos Premios Nobel de Literatura, el sudafricano –nacionalizado australiano- John Coetzee y el peruano –con ciudadanía españo­la– Mario Vargas Llosa. Más las españolas Milena Busquets y Julia Navarro, el nicaragüense Sergio Ramírez, el italiano Paolo Giordano, el peruano Jaime Bayly y el español Vicente Cervera Salinas, entre muchos otros. Y los autores argentinos, los consagrados y res­petables, los que surgen, los que todavía desco­nocemos pero que la Feria nos ayuda a descubrir. Sobresale la ciudad invitada de honor, Santiago de Compostela, en el marco de un programa ya habitual en la Feria Internacional del Libro de Bue­nos Aires: traer la realidad de otras latitudes. En los 200 metros cuadrados que se le destinaron en el Pabellón Amarillo, la comunidad gallega dará a conocer su inmensa producción cultural, científica y gastronómica. Brillarán, como siempre, el Diálogo de Provin­cias, las mesas redondas, los debates, el Diálogo de Escritores Latinoamericanos, el Festival Interna­cional de Poesía, la Maratón de Lectura, las jorna­das de booktubers, la microficción, el premio de la crítica al mejor libro argentino… Imposible abarcar todo en una enumeración. Echemos a andar, descubramos por nosotros mis­mos, los libros nos convocan.